El Día de las Personas con Discapacidad estuvo muy presente la semana pasada en Pozoblanco con varias actividades encaminadas a dejar claro algo por lo que se viene luchando desde hace tiempo, el ver simplemente que hay personas con capacidades diferentes. La concienciación es, por tanto, una herramienta básica que se aplica a la educación y a los más pequeños, motivo por el cual algunas de estas actividades tienen como protagonistas a los niños y niñas de los diferentes centros escolares del municipio.

 

En este sentido, más de un centenar de niños salieron a las calles de Pozoblanco para conocer de primera mano las barreras arquitectónicas con las que tienen que lidiar en su rutina diaria cientos de personas que sufren algún tipo de discapacidad. Además, otros tantos escolares participaron en el concurso de cómics y cuentos que organizó la concejalía de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Pozoblanco y que ayer reconoció a sus ganadores con el edil del ramo, Modesto Sánchez, entregando los correspondientes premios.

Así, en el apartado de cómics hubo cuatro premiados ya que hubo dos terceros premios, un segundo y un primero. Nuria Domingo Barbancho del colegio “La Inmaculada” consiguió alzarse con los 50 euros en material escolar del primer premio, mientras que Francisco Arias García de Manuel Cano se llevó el segundo valorado en un bono de 30 euros para material escolar. Esther García Molina y Marta López Muñoz, ambas del colegio Manuel Cano Damián, fueron premiadas con los dos terceros y con diez bonos para la Piscina Municipal.

En el apartado de cuentos, con los mismos premios, Elena Garrido de Manuel Cano fue reconocida con el premio más alto seguida de Clara Escribano García y Rocío Galán Pedrajas. Las tres leyeron unos cuentos donde pusieron de manifiesto su capacidad de empatía.