El Boletín Oficial de Defensa publica este viernes la suspensión de funciones del guardia civil de La Manada, Antonio Manuel Guerrero Escudero, condenado por participar en la agresión sexual múltiple a una joven en Pamplona en los Sanfermines de 2016, según informa Europa Press.

La resolución, a la que ha tenido acceso Europa Press, decreta que Guerrero pasó a la situación de suspensión de funciones con fecha del pasado 10 de diciembre, cuando le fue notificada una decisión adoptada cinco días antes. La orden está firmada por la ministra de Defensa, Margarita Robles, y el subsecretario del Ministerio, Alejo de la Torre.

El guardia civil de La Manada, que estuvo destinado en Pozoblanco y también se encuentra a la espera de juicio por el caso en esta localidad, se encontraba hasta ahora en situación de servicio activo encuadrado “a efectos de régimen interior” en la Comandancia de Córdoba, aunque no tenía asignado ningún destino.

En la misma situación se encontraba el integrante de La Manada que era militar, Alfonso Jesús Cabezuelo, hasta que el pasado mes de octubre fue expulsado de las Fuerzas Armadas en virtud de la Ley de Tropa y Marinería. Fuentes de la Guardia Civil explicaron entonces que el Cuerpo no podía actuar de la misma manera con Guerrero hasta no existir sentencia firme, ya que los agentes de la Benemérita no están sujetos al mismo régimen disciplinario que los militares.

El abogado de Guerrero, Agustín Martínez, ya ha anunciado que recurrirá la sentencia.