La temporada 2018/2019 empezó algo deslucida para el Club Deportivo Pozoblanco, más allá de los resultados deportivos, por el hecho de tener que jugar lejos del Municipal. El mal estado del césped tras su replantación obligó al primer equipo a realizar toda la pretemporada fuera de este campo, algo que se extendió al primer partido de liga ante el San José.

La directiva, preocupada por esta situación, ha estado preocupada por la evolución del césped y parece que ya ha obtenido luz verde para poder volver al terreno de juego habitual de los blanquillos. Así se desprende del comunicado facilitado en la noche de ayer en el que se asegura que tras la reunión de presidente de la entidad, Patricio Moreno, con los responsables de la replantación del césped se acordó que el equipo vuelva a los entrenamientos en dicha localización hoy mismo.

Del mismo modo, el Pozoblanco disputará su segundo partido como local en esta temporada en el Municipal el domingo a las 19:00 horas frente al Torreblanca. En el comunicado se asegura que “la empresa responsable de las actuaciones realizadas en el césped ha confirmado con total convencimiento que se puede ejercer la práctica del fútbol este fin de semana”.

Salva así el equipo este primer contratiempo que no solo es deportivo, sino que lleva aparejado también una cuestión económica. Fue a mediados del mes de junio cuando se empezaron a acometer los trabajos en el Municipal tras la aprobación en pleno de una modificación de crédito de 17.000 euros.