La pista central de tenis del polideportivo municipal de Pozoblanco lleva desde ayer el nombre de Fabián Dorado. El mundo del tenis rindió homenaje al que fuera director del Open de Tenis Ciudad de Pozoblanco durante dos décadas en una noche cargada de emociones que finalizó con el nombre de Fabián Dorado presidiendo la pista central. Se cumplió así con el acuerdo plenario alcanzado en el mes de marzo tras el repentino fallecimiento del empresario pozoalbense vinculado al mundo del tenis desde que se empeñó en que su Pozoblanco natal tuviera un torneo de prestigio.

Y en la noche de ayer esa fue la parte que estuvo latente, el reconocimiento al esfuerzo, la entrega y el trabajo para conseguir que aquel Open Ciudad de Pozoblanco se situara en el panorama tenístico nacional e internacional. En el recuerdo de todos estaba el Torneo Perfil y Panel que nació en el año 1992 del empeño de Dorado y que siete años después daba un gran salto pasando a ser un ATP Challenger Tour y que permitió ver en Pozoblanco a jugadores de la talla de Tommy Robredo, Feliciano López, Guilles Müller o Fernando Verdasco.

El homenaje contó con gran parte de la corporación municipal, pero también con la viuda e hijas de Fabián Dorado. De una de sus hijas, Sara Dorado, llegaron las palabras más emotivas de la noche cuando puso en valor el trabajo que durante veinte años vio para que ese tenis de calidad llegase a las pistas pozoalbenses. “Recogemos este gesto con mucha ilusión porque durante más de veinte años mi padre, junto con Marcos García y un gran equipo, lucharon porque Pozoblanco tuviera el mejor tenis internacional y lo cierto es que lo consiguieron”, apuntó Sara Dorado.

Durante su intervención, hizo una parada en un “momento que en mi casa vivíamos con especial ilusión, cuando se conocía el cuadro final, los jugadores que venían. Lo vivíamos con especial emoción porque te dejaba prever cómo iba a suceder el torneo y recoger los primeros frutos del trabajo de meses y meses”. “Cuando la gente conocía esos nombres me decía que qué suerte poder verlos en Pozoblanco y en esa palabra se dejaba ver azar y casualidad, pero para mí era todo lo contrario porque la palabra suerte venía precedida de mucho trabajo, esfuerzo e ilusión”, apostilló.

El alcalde de la localidad, Santiago Cabello, también tuvo palabras de reconocimiento hacia Fabián Dorado y su “encomiable” trabajo mostrando su satisfacción por volver a tener el Open Ciudad de Pozoblanco entre las citas deportivas del verano pozoalbense. Santiago Cabello y Maite Dorado, hija de Fabián Dorado, fueron los encargados de descubrir el cartel con el nombre del que para todos siempre será el director del Open Ciudad de Pozoblanco.