La Biblioteca Municipal de Pozoblanco fue el lugar escogido para la presentación de uno de los proyectos salientes de la Oficina de Patrimonio del Ayuntamiento pozoalbense, el libro “Pozoblanco bajo las bombas“, obra de Juan Aperador y que aborda un estudio sobre los bombardeos y los refugios antiaéreos de la Guerra Civil. El autor estuvo acompañado durante la puesta de largo de este trabajo por la concejala de Cultura, Rosario Rossi, y el por el historiador y autor del prólogo, Juan Bautista Carpio

El libro en cuestión permite acercarse a parte de la historia de la localidad durante la Guerra Civil española estructurándose en tres partes claramente diferenciadas, un breve recorrido por la batalla de Pozoblanco; los bombardeos que sufrió el municipio; y una última parte donde se habla de los refugios. Un trabajo de documentación e investigación donde “destaca no sólo la parte histórica, sino la forma en la que está escrito este libro, porque a pesar de ser un libro de historia no descuida ese aspecto”, apuntó Rossi. 

Por su parte, Carpio destacó la necesidad de esta obra por una doble cuestión. La primera de ellas responde al hecho de no sólo conocer la historia, sino ordenarla y contarla para que los demás la conozcan. La segunda razón que esgrimió para argumentar esa necesidad tiene relación con la reflexión que el autor propone sobre la necesidad de hacer algunas actuaciones que permitan dar a conocer estos hechos, “hacer algo con nuestra Historia”. “En otros países es fácil encontrar centro de interpretación donde se explica de forma natural la Historia, eso no sucede en España”, apuntó Carpio. 

Una vez expuestas las líneas generales del libro, fue el autor quien tomó la palabra poniendo especial énfasis en las diferentes fuentes con las que cuenta el libro que bebe de las entrevistas realizadas, de otras obras escritas por autores que vivieron los hechos narrados, o del archivo municipal pozoalbense. Juan Aperador leyó algunos de los pasajes donde se recogen los bombardeos recordando que Pozoblanco sufrió un total de 111 durante la Guerra Civil. Y no quiso terminar sin recordar que la población civil sigue siendo víctima hoy en día de los bombardeos.