La Residencia Jesús Nazareno de Villanueva de Córdoba es parte de la historia de la localidad y por ello la conmemoración del segundo centenario de la fundación del Hospital Jesús Nazareno es una fecha que no ha sido pasada por alto y que tendrá un capítulo muy especial en un municipio cuyos vecinos han ayudado a la reforma y el mantenimiento de este proyecto. El Patronato de la Fundación ha trabajado en la confección de un programa de actividades que se concentrarán en su mayoría el día 15 de diciembre y que vendrán a poner de relieve la vinculación de este centro con la ciudadanía.

Las actividades se iniciarán ese día 15 con una eucaristía en la parroquia de San Miguel a las 11:30 horas, para posteriormente descubrir una placa conmemorativa en la facha de la residencia de este segundo centenario. Dicha fachada ya recoge una placa recordando la constitución de ese Hospital, placa que fue inaugurada hace cien años. Siguiendo con las actividades, el Teatro Municipal de Villanueva acogerá una serie de actuaciones, la proyección de un video conmemorativo que recoge y pretende dar constancia de “lo que ha sido, lo que es y lo que queremos que sea esta residencia”, según ha apuntado el secretario del Patronato, Pedro Romero. Del mismo modo, se han programado varias conferencias, una sobra la vida y obra del sacerdote Bernardo Moreno Pedrajas, persona clave en la historia de este Hospital convertido hoy en residencia de mayores.

Del mismo modo, se vivirán unas jornadas de puertas abiertas para “aquellos que quieran conocer las instalaciones, ver cómo atendemos a las personas, ver cómo se trabaja y cómo se cuida a las personas más necesitadas”, ha explicado Romero que ha invitado a estas jornadas no sólo a los ciudadanos de Villanueva de Córdoba, sino también a los de las localidades cercanas.

Por su parte, la alcaldesa de Villanueva de Córdoba, Dolores Sánchez, ha querido destacar el trabajo y patrimonio aportado por Bernardo Moreno de Pedrajas, así como la implicación de los vecinos de la localidad porque “con sus donaciones han hecho posible esta casa”. Sánchez también ha tenido un recuerdo para las hermanas franciscanas que durante años trabajaron en el hospital y la residencia.

Historia

Para entender la historia de la actual residencia hay que remontarse a los deseos del sacerdote Bernardo Moreno de Pedrajas que en su testamento destinó su residencia a albergar un hospital para enfermos, una generosidad que a día de hoy aún se recuerda en el municipio. En la actualidad, ese Hospital es una residencia de mayores con capacidad para 67 usuarios donde se ofrece “un servicio integral y personalizado” gracias a la formación de un equipo cualificado conformado por diferentes profesionales.