La concesión de la gestión del ciclo integral del agua fue analizada en la charla organizada por IU-Cambiemos Pozoblanco que, más allá de apuestas por un modelo u otro, puso sobre la mesa la “necesidad” de abrir el debate sobre una concesión que se está tramitando desde hace meses en el Ayuntamiento de la localidad. La sala de exposiciones de la Biblioteca Municipal se llenó para escuchar las aportaciones de Santiago Gutiérrez, concejal del Ayuntamiento de Medina Sidonia, localidad gaditana cuya gestión del agua es municipal a través de la creación de una empresa pública. La conferencia contó con la presencia de concejales de todos los grupos con representación en el Consistorio pozoalbense

Aunque también entró en los diferentes modelos de gestión, Santiago Gutiérrez defendió la existencia de un debate político, técnico y jurídico sobre esos mismos modelos indicando que “Pozoblanco está ante una oportunidad histórica para contar con la gente” recalcando que “detrás de ese debate está el cómo se quieren gestionar los servicios públicos básicos”. “Me sorprende que se esté hablando de una concesión de 25 años y no se esté analizando este tema y dando información sobre las alternativas”, expuso. Además, durante su intervención quiso dejar claro que “todas las opciones son válidas, lo importante es analizarlas y ver qué es lo que queremos ya que si no planteamos estas cuestiones será el fracaso del municipalismo“. 

El concejal del Ayuntamiento gaditano reconoció que “la gestión privada ha tenido sus efectos positivos en su momento, aunque luego se han detectado deficiencias” que relacionó con la “falta generalizada” de control público que se acaba traduciendo en la falta de inversión en infraestructuras y el deterioro paulatino de las existentes. Destacó un tercer elemento relacionado con el incremento del gasto de servicios sociales de los ayuntamientos al hacer frente al pago de recibos en caso de impagos y que se ha incrementado en los años de la crisis económica”. 

Así se llegó al modelo de gestión de Medina Sidonia donde “planteamos un modelo que tuviera en cuenta la viabilidad económica, la responsabilidad social avanzada, elementos de transparencia, participación y rendición de cuentas, las relaciones laborales y las inversiones en I+D. Es decir, estamos hablando de una gestión pública de segundo nivel”. Un estudio que llevó a ese Ayuntamiento a la creación de una empresa pública que “sigue encargando trabajos a pequeñas y medianas empresas de la localidad y cuyo beneficio se queda en el pueblo porque lo invertimos en infraestructuras”. Además, destacó que no es el único caso que hay en la provincia de Cádiz donde “ayuntamientos gobernados por el PP como el de Vejer de la Frontera también han optado por un modelo de gestión pública”. 

La conferencia terminó con varias intervenciones que intentaron disipar las dudas surgidas a raíz de la intervención de Santiago Gutiérrez, que cerró su participación exponiendo la necesidad de “asumir el debate, estudiar las alternativas y más teniendo en cuenta que restan tres meses para el final del mandato”.