El pasado mes de julio el Ayuntamiento de Pozoblanco anunciaba la actuación en uno de los lugares más emblemáticos de la localidad, la costanilla del Risquillo y su entorno. Meses después las actuaciones han comenzado con algo de incertidumbre sobre cómo quedará uno de los lugares más especiales de Pozoblanco, aunque en la información facilitada en su día por el Consistorio se hacía hincapié en que se respetarán tanto la cruz de piedra como el conjunto de peldaños. Las vías afectadas por estas obras serán la Plaza de Hermanas Moreno Pozuelo, la calle Costanilla del Risquillo y la calle Francisco Pizarro. 

El proyecto inicial, subvencionado en parte por el programa anual de concertación y empleo con los municipios y entidades locales autónomas de la provincia de Córdoba, contempla la instalación de plataforma única, algo que ya viene utilizándose en otras vías de similares características de la localidad. “Esta solución rehabilitará la Costanilla del Risquillo con unos niveles y terminaciones acordes a la normativa actual que a su vez contribuirán a un mayor embellecimiento del entorno, siempre respetando los elementos singulares que han dotado a dicha zona como uno de los entornos históricos más conocidos e importantes de Pozoblanco como son la cruz histórica de granito y el conjunto de peldaños que conforman la conexión de ésta con la calle Costanilla del Risquillo”, se informó desde el Ayuntamiento. 

Las características del proyecto llevarán, además, a la desaparición de las plazas de aparcamiento que hay en la actualidad tanto en la parte trasera como delantera del Risquillo. La dotación económica del proyecto es de 203.955,88 euros, de los que 127.122,00 euros provienen del programa antes mencionado. El inicio de las obras ha llevado a algunos ciudadanos a manifestarse a través de las redes sociales abogando por el respeto a esta zona de la localidad.