Los últimos acontecimientos ocurridos en Villaralto, con el PSOE denunciando ante la Guardia Civil diferentes amenazas que vendrían motivadas por permitir que el gobierno quedara en manos de IU, han llevado al alcalde de la localidad, Ángel Moreno, a condenar estas amenazas y pedir tanto la colaboración ciudadana para erradicarlas y a la Guardia Civil para descubrir el origen de las mismas. 

En un comunicado, Moreno recuerda que “nuestra convivencia viene del ejercicio pacífico y responsable de nuestros derechos civiles que están garantizados por una democracia participativa que tiene unas reglas claras, el respeto a la voluntad popular expresada en las urnas”. En este sentido alega que “desde la alcaldía no podemos consentir ni tolerar hechos y actitudes que no son propios de nuestro pueblo, donde a través de las distintas corporaciones municipales y democráticas hemos sabido poner lo mejor de nosotros y nosotras para hacer de Villaralto un lugar mejor, tolerante, democrático y participativo, donde ninguna opción política quedara excluida”. 

Por todo ello, se deja claro públicamente la condena “más enérgica” ante cualquier tipo de actos que vengan a atentar contra el ejercicio de la política y en vayan en contra de la democracia y las libertades. En esa línea, se muestra el apoyo al concejal afectado por “por amenazas anónimas y desde este ayuntamiento solicitamos la máxima diligencia para que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y el Poder Judicial investiguen hasta el fondo las amenazas anónimas que ha recibido un compañero de esta corporación”.