El matadero municipal de Villanueva de Córdoba sigue en su particular proceso para volver a abrir sus puertas y dar servicio a la industria y a particulares. Un proceso complejo que se ha extendido en el tiempo y que sigue dando pasos administrativos y burocráticos para conseguir el fin último, que el matadero vuelva a estar operativo.

Con todos los pliegos de contratación adjudicados, ahora se requiere de la autorización medioambiental integrada para seguir avanzando. El objetivo del equipo de gobierno del Ayuntamiento de la localidad es que a mediados de febrero puedan estar todas las empresas relacionadas con este proyecto para comenzar las obras y adecuar las instalaciones.

El pasado mes de diciembre los responsables de la dirección de obra y los gestores municipales estuvieron en las instalaciones con el ánimo de establecer la coordinación. No obstante, hasta que no llegue la autorización medioambiental no se podrá avanzar. El proyecto tiene un plazo de ejecución de 6 meses.

“Esperemos que se pueda actuar lo antes posible y para la próxima campaña el matadero esté operativo, esperemos que no se pongan más problemas por parte de las administraciones porque esto es una necesidad no sólo para Villanueva de Córdoba, sino para toda la comarca de Los Pedroches”, apuntó la alcaldesa de la localidad, Dolores Sánchez.