En diciembre de 2013 se iniciaba un proyecto que nació con el objetivo de dotar al Mercado de Abastos de una actividad especial durante algunos días en el periodo cercano a la Navidad. Una idea que cuajó en sus primeros años y que llevó al actual equipo de gobierno a mantenerla. Este año el Mercado Navideño iba a vivir otra edición más, pero finalmente la actividad ha quedado suspendida por el escaso interés que ha suscitado este año entre los comerciantes que, ante las ventas de la última edición, no han demandado los puestos que se habilitan para tal fin.

Así, según los datos que ha ofrecido el concejal de Comercio del Ayuntamiento de Pozoblanco, Pedro García, a este periódico de los 32 puestos que hay tan sólo se han presentado 12 solicitudes lo que ha conducido a tomar la decisión de suspender esta actividad. Cuestionado por las razones que han llevado al final momentáneo de esta actividad, García ha apuntado que “los empresarios valoran las ventas y es lógico que si no les interesa pues decidan no solicitar un puesto”.

Con todo, el edil ha explicado que “hemos sondeado a los empresarios, ver si podíamos aumentar la participación, se ha intentado con asociaciones, pero no ha habido manera. Incluso los mismos comerciantes que están fijos nos han comunicado que ante las ventas del año pasado no iban a abrir en el horario de tarde, por lo que para dejar los puestos vacíos hemos decidido suspender este año el Mercado Navideño”.

 

Y es que al parecer la afluencia de público con las actividades que se venían programando no era directamente proporcional a las ventas de los empresarios. Ahora habrá que esperar a ver si el futuro del Mercado de Abastos lo hace más atractivo y en años próximos la actividad vuelve a retomarse.