El Pozoalbense Femenino recibe mañana domingo (12:00 horas) en el Municipal al Tenerife B con la idea de resarcirse del último traspié sufrido ante su afición y mostrar su mejor cara, ese que le permitió llevarse la victoria ante el Levante B hace siete días. Por segunda semana consecutiva, las pozoalbenses tienen como rival a un equipo filial, algo que el técnico Manuel Fernández tiene muy en cuenta a la hora de analizar el partido. 

Así, apuntó que “va a ser un rival muy complicado por diversos motivos, el primero porque es un filial de un equipo muy bueno y esta semana no hay liga Iberdrola por lo que algunas jugadoras no se van a desplazar con el primer equipo y lo van a hacer con el B”. Las claves para anular las posibilidades del equipo tinerfeño pasan para Fernández por “ofrecer un partido serio y ser muy competitivas, si algo tenemos es que estamos ahí hasta el último minuto y esperamos estar a la altura de las circunstancias”. 

Aunque el técnico habló de la calidad de su rival, no dejó pasar el buen papel desarrollado por un Pozoalbense que viene de firmar excelentes resultados con Málaga, Villarreal y Levante B. “La trayectoria del equipo es muy buena, en clara línea ascendente, es verdad que sufrimos un pequeño bache en casa ante el Juan Grande, pero tan sólo hay cinco equipos que en las últimas cinco jornadas hayan perdido un solo partido y en ese grupo está el Pozoalbense”. 

Respecto a las bajas, el equipo sigue sin poder contar con Sheila, a la que ya le han quitado la escayola; de Ana Iglesias, que sigue en la última fase de su recuperación; y de Juani Torres que “no tiene buenas sensaciones porque no ve que experimente mejoría en las últimas semanas”. A estas ausencias hay que sumar la de la jugadora rusa Elsa ya que se le dará la baja definitiva por falta de adaptación al grupo. “Es una jugadora con la que nos hemos equivocado, no reúne las condiciones que el cuerpo técnico estima que el equipo necesita, lo hemos intentado pero no ha podido ser”, zanjó Fernández.