Hace tres años que el proyecto ‘Camino Escolar’ se instaló en Pozoblanco con el objetivo de establecer rutas para que los escolares de la localidad acudiesen a sus centros educativos andando y en grupo. Reducir el tráfico y potenciar la autonomía de los niños y niñas son algunos de los objetivos de un programa que transcurrido estos tres años ya funciona en tres centros educativos de la localidad, “La Inmaculada”, Manuel Cano y Virgen de Luna. Ahora, este programa se ve reforzado con el concurso “Vamos andando al cole” para ampliar la implicación y concienciación del alumnado que participa en este proyecto.

La participación del concurso es grupal ya que el premio irá destinado a la clase que consiga mayor puntuación durante los veinte días de duración del mismo (4-29 de marzo). En concreto, el concurso está orientado a los cursos de 3º, 4º, 5º y 6º de primaria y el alumnado recibirá puntos dependiendo de cómo llegue hasta el colegio. Así, cada participante podrá recibir hasta 8 puntos si van solos o acompañados por otros compañeros; 4 puntos si van acompañados de un mayor; y 1 punto si optan por la modalidad “kiss & go”, es decir, si se despiden de sus padres en el coche y hacen 100 pasos hasta el colegio. Los ganadores del concurso disfrutarán de un día en un parque multiaventura.

La concejala de Educación del Ayuntamiento de la localidad, Pilar Cabrera, destacó durante la presentación del concurso que “con este concurso se potencian los objetivos del proyecto del Camino Escolar, principalmente que hagan el camino a pie, que los padres dejen el coche lejos del cole y hagan el tramo final a pie, y que fomenten el paseo autónomo en niños a partir de los 8 años consiguiendo que la entrada al colegio sea un entorno libre de ruido, contaminación y peligro”. Por su parte, el concejal de Tráfico, Manuel Cabrera, incidió en que “los colegios han mostrado interés por lo saludable de la iniciativa y la apuesta que se hace por el medio ambiente”.

 

La implicación de los proyectos también fue destacada por la coordinadora de esta idea, Eva Puche, que también puso en valor el trabajo de los tutores, jefes de estudio y coordinadores de ciclos por su motivación al alumnado.