Uno a uno, desde el último reserva a la candidata a la alcaldía fueron presentados los miembros de la candidatura que el PSOE de Pozoblanco ha configurado para presentarse a las elecciones municipales en un acto público celebrado en la noche de ayer. Varias ideas quisieron transmitir las personas que intervinieron durante el acto, la apuesta socialista pasa por la renovación, la formación y la juventud para buscar “nuevas formas de hacer política” y abrir las puertas “al diálogo”. La idea de la formación está clara, dejar atrás su pasado más reciente y buscar el apoyo de la ciudadanía con un discurso que tienda puentes y deje de un lado las confrontaciones. Discursos y apuestas que se hicieron en presencia del alcalde de la localidad, Pablo Carrillo, que acompañó a sus compañeros de formación en la presentación ante la ciudadanía.

La candidata socialista a la alcaldía, Auxiliadora Pozuelo, volvió a recalcar durante su discurso que el grupo de gente que le acompañaba había sido elegido por ella misma, buscando elementos comunes ente todos sus miembros como “que tengan criterio, que sean independientes y que vengan con ganas de escuchar y de dialogar”. Algo que para la candidata está conseguido y en el día de ayer se pudo conocer algo más de cerca a los miembros de ese equipo ya que algunos de ellos tomaron la palabra durante la intervención como el número 2, Matías Sánchez, que defendió la estructura de los partidos a pesar de los tiempos que corren en política y defendió otra vez el diálogo indicando que “vamos a dialogar porque somos así, no porque nos venga impuesto”.

Araceli Araujo, Peter Font, Sandra González, Bartolomé Cruz o Juan Bautista Carpio fueron otros de los candidatos que se dirigieron al centenar de personas que acudió a ver la puesta de largo de una candidatura que ya piensa como un “equipo de gobierno” y que buscará en esta campaña la confianza de los pozoalbenses para conseguir una representación más amplia que la actual en el Ayuntamiento de Pozoblanco.