La organización del festival ‘Jóvenes por la Tierra’, es decir, la Asociación Cívica hinojoseña analizó la segunda edición de dicho festival catalogando de “rotundo éxito” el compendio de propuestas y ofertas de las que esta muestra permitió disfrutar en la localidad de Los Pedroches. 

La catalogación de “éxito” vino de la mano no sólo de la afluencia de público, que la organización situó en unas 1.100-1.200 personas a lo largo de las doce horas de duración del festival, sino porque la propuesta se mantuvo en su idea primitiva basada en señas de identidad propias y que pasan por reflejar la forma de pensar, estar y sentir en la sociedad. 

Y es que el festival sirve para ofertar opciones musicales que se salen de lo estrictamente comercial y permite situarse y acercarse al indie, rock y folk de la mano de las actuaciones de Gonzalo de Cos, Koel, NiñoBravo, 13Krauss, Vuelo Fidji, Sintaxis 52-13, The Drunken Sailors y Alfonso Garge + Djset La Cívica. 

La música volvió a ser esencial en el ‘Jóvenes por la Tierra”, aunque la identidad con el territorio llegó con otras opciones como los talleres de la jornada del viernes donde, por ejemplo, los participantes se acercaron a la apicultura ecológico y a los mecanismos de extracción de miel.