La Asociación Piedra y Cal, en su apuesta y objetivo de defender el Patrimonio Histórico, organizó en el día de ayer una conferencia donde se abordó el “Uso de la piedra en Los Pedroches”. En concreto, fue Jorge Moreno, Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, el encargado de dirigir una charla en la que no solo se hizo un recorrido por la presencia de muros de piedra por la comarca, sino la relación que se establece entre esta tipología de construcción y el carácter de los ciudadanos de Los Pedroches. 

Moreno, que contó con la presentación del arquitecto Antonio Ángel Ballesteros, abordó durante su exposición la piedra como material -natural, no tallado- que se puede encontrar en la comarca distinguiendo entre el granito, la pizarra y la caliza. Un material cuya utilización puede verse en el paisaje de Los Pedroches en “puentes, noria, pilares, monumentos, hornos, pavimentos, pozos, trincheras o presas”.

En una exposición cuidada y bien hilada, Moreno aprovechó para retrotraerse en el tiempo y explicar también el origen de los muros de piedra que aparecieron como “solución ante la necesidad de cuidar y proteger las siembras por el paso de la trashumancia”. “Había abundancia de materia prima y el coste de mano de obra no se tenía en cuenta porque la gente trabaja en el campo, con lo que se aunaba el excedente de piedra con la necesidad de creación de estos muros”. El Ingeniero también quiso dar las claves y pequeñas pinceladas en la manera de construcción de estos muros y destacó la figura del paerero, persona que se dedica a tratar la piedra, al que otorgó “la habilidad de elegir la mejor piedra”. 

Los muros en el paisaje

Durante su intervención, los asistentes que llenaron la sede de la Asociación, también pudieron conocer los tipos de muros que aparecen en la comarca de Los Pedroches. “En la zona que va de Conquista, Dos Torres y El Guijo aparecen muros de granito y pizarra, mientras que en la zona central, de Villanueva de Córdoba a Pozoblanco, predomina el granito. De Villanueva del Duque a Alcaracejos podemos encontrarnos paredes de pizarra grisácea y de Santa Eufemia a Belalcázar más calizas”, puntualizó.

En su recta final, Jorge Moreno reflexionó sobre la importancia de este material y apostó por “poner en valor algo de lo que tenemos excedente, una materia prima que tenemos”. Y bajo su experiencia profesional dejó ideas que ya se llevan a cabo y que podrían ser beneficiosas. “Hay muchas obras que ponen en marcha los Ayuntamientos subvencionadas con diferentes fondos que tienen muchos recursos para mano de obra pero no para material. En Villanueva de Córdoba, por ejemplo, van acopiando piedras para ahorrar en materia prima a la hora de realizar obras”, apuntó.

Y también destacó a la localidad jarota donde “se realiza una escuela taller donde se enseña este trabajo, el de paerero, algo muy positivo que puede ser aprovechado por muchas personas jóvenes que ahora mismo no tienen trabajo”. En definitiva, Moreno hizo un recorrido por el paisaje de Los Pedroches en relación al uso de la piedra y quiso poner de relieve la importancia de saber aprovechar las materias primas que son inherentes a la tierra.