Pozoblanco Inspira‘ concluyó en el día de ayer su primera edición con el anhelo de sentar las bases para crear un foro de trabajo, análisis y crecimiento entre todos los actores relacionados con el emprendimiento. Para ello, las jornadas -que arrancaron el martes y finalizaron ayer miércoles- aglutinaron a empresarios, profesionales de diferentes sectores o representantes de entidades relacionadas directamente con las herramientas y vías de financiación que pueden encontrar las personas que deciden decantarse por el autoempleo.

Las jornadas partieron con una exposición de los problemas que presenta el territorio destacando la falta de comunicaciones, la brecha digital o la despoblación, fenómenos todos ellos que afectan directamente al tejido productivo del territorio. No obstante, y a través de la experiencia de personalidades como la del presidente de ADECO, Antonio García, o el presidente de la Cooperativa Olivarera, Juan Antonio Caballero, también se hizo un recorrido por las oportunidades que ofrece ese mismo territorio apelando a recursos endógenos como la dehesa.

Ese fue el inicio de unas jornadas que también se centraron en el binomino educación-empresa de la mano de una opción educativa que cada día tiene mayor presencia como es la FP Dual. Empresarios y profesores que trabajan mano a mano con esta opción expusieron el sistema de funcionamiento y la aportación que supone tanto para el alumnado como para el empresariado.

Otro de los aspectos de los que más se habla en una tierra que necesita de oportunidades de negocio es el relevo generacional que, a la vez, viene a ofertar también esas oportunidades. Una mesa redonda que contó con la presencia de jóvenes empresarios que siguen la estela del negocio familiar potenciando y ampliando con los conocimientos y la formación adquirida y que dieron pinceladas también de hacia donde va el mercado laboral reflejándose al mismo tiempo la importancia del sector ganadero. Josef Ajram y Alfonso Alcántara también estuvieron presentes en estas jornadas de emprendimiento, el segundo se centró más en los aspectos empresariales, mientras que la charla “¿Dónde está el límite?” de Josef Ajram estuvo más salpicada de su experiencia personal vinculada al mundo del deporte.