(Actualizado, 12:15 horas). Se deshojó la margarita, casi al límite, pero ya se conoce el color del gobierno que dirigirá Pozoblanco los próximos cuatro años. Un gobierno que estará formado por PP y Pozoblanco en Positivo y que llevará implícito una alternancia en la alcaldía del municipio siendo dos años para cada uno de los dos grupo en el gobierno. Lo que aún no se sabe, se conocerá esta tarde, es si el primero en tomar las riendas será Santiago Cabello o Emiliano Pozuelo, ya que aún quedan por limar los flecos de un acuerdo que se cerró en el día de ayer.

Como hiciera el PSOE a principios de semana, Pozoblanco en Positivo ha desgranado el proceso de negociaciones que se inició una vez pasadas las elecciones municipales. Unas negociaciones que en su primera parte le llevaron a tomar la determinación de darlas por finalizadas ya que las propuestas planteadas por PP y PSOE no convencieron a una formación que pedía “garantías de estabilidad” que al parecer ninguno de los dos grupos garantizaba. De esta forma, Pozoblanco en Positivo llegó a esta última semana esperando nuevos movimientos que le permitieran meterse de nuevo en la partida.

Según lo relatado por Emiliano Pozuelo, el martes se les solicitó una propuesta alternativa desde el PSOE, una propuesta que se remitió tanto al grupo socialista como al popular y que contemplaba dos opciones de gobierno. La primera de ellas, un gobierno de concentración con las tres fuerzas políticas más votadas en las elecciones (PSOE, PP y Pe+) y la segunda un bipartito con alternancia en la alcaldía. En cada una de las dos opciones, el Ayuntamiento quedaría estructurado en tres grandes áreas: alcaldía, hacienda, gobierno interior y personal; urbanismo y desarrollo; y área social y participación ciudadana.

Con ambas opciones encima de la mesa y ante la casi inviabilidad de la primera, el PSOE rechazó la segunda por haber dejado claro durante sus reuniones que la alcaldía era una cuestión “intocable”. Así las cosas, en el día de ayer llegó la respuesta afirmativa de los populares por lo que la Asamblea de Pozoblanco en Positivo se volvió a reunir para tomar una determinación y con 19 votos afirmativos, 2 negativos y 8 abstenciones, la alianza con el PP salió hacia delante. Una alianza en la que la formación liderada por Santiago Cabello asume el programa del que será su socio de gobierno, así como el código ético y que pone punto y final a los casi treinta y seis años de ininterrumpidos mandatos socialistas en la localidad.