Vox Pozoblanco realizó ayer jueves su primer acto de campaña que aprovechó para argumentar su aterrizaje en la política local de la mano de viejos conocidos de la misma como Ventura Redondo o Baldomero García, sin olvidar a la candidata a la alcaldía de la formación, Victoria Vargas. La formación mostró su confianza en seguir sumando adeptos y seguir la línea ascendente experimentada en los últimos comicios autonómicos y generales, además de exponer que “vamos a ser necesarios” en el nuevo panorama político que salga de las urnas tras el 26 de mayo. 

El que fuera alcalde de Pozoblanco, Baldomero García, apuntó durante su intervención que “sigo siendo el mismo, lo que ocurre es que el PP se ha empeñado en escurrirse al lado izquierdo” explicando el salto de formación política de algunos de los miembros de la candidatura de Vox. Por su parte, Ventura Redondo apuntó algunas de las apuestas del partido que pasa por “la defensa de la familia, la unidad de España y la propiedad privada” y en clave local criticó al actual equipo de gobierno alegando que “han puesto macetas y se han dedicado a las fiestas y fiestecillas” criticando que proyectos como el Mercado de Abastos o el Centro Empresarial aún no sean una realidad. 

Por su parte, la candidata a la alcaldía presentó a los miembros de la candidatura con la que Vox concurre a las elecciones municipales de Pozoblanco y apuntó que “Vox ha venido a romper con la dictadura de lo políticamente correcto, estamos muy limitados con tantas leyes ideológicas que tenemos”. En cuanto al programa electoral explicó que se centra en varios pilares como la bajada de impuestos o la dotación al municipio de suelo industrial.

Victoria Vargas criticó también los “incumplimientos de las promesas electorales, pero no sólo de este último mandato, sino desde hace treinta años”. Además, apostó por defender “el factor comarca” como lucha conjunta para el crecimiento económico y el desarrollo de los municipios, pero también para apoyar las reivindicaciones importantes para la comarca.