La tranquilidad que rodea al castillo de los Sotomayor y Zúñiga se ha visto interrumpida con la llegada de unas obras tan demandadas como retrasadas. Tras varios anuncios fallidos por parte de la Junta de Andalucía -propietaria del castillo de Belalcázar desde 2008- la restauración de uno de los emblemas patrimoniales de la comarca de Los Pedroches ya ha dado sus primeros pasos. El pasado 13 de junio se firmaba el acta de las obras, aunque no fue hasta principios del mes de julio cuando comenzaron las obras que hoy mismo ha visitado el consejero de Cultura de la Junta de Andalucía, Miguel Ángel Vázquez.

Las obras tendrán una duración de unos 15 meses y vendrán a significar una inversión de algo más de un millón de euros donde se engloban las propias obras y la dirección facultativa. Esta intervención no vendrá a significar la recuperación completa de la infraestructura, sino un primer paso donde se actuará sobre el amurallado y sobre lo que es la joya de la corona del monumento, la torre del homenaje más alta de la península. Recuperar esa imponente pieza es el atractivo mayor de estos trabajos.

“Este proyecto no viene a resolver todos los problemas que existen, sino que es un primer paso para que el castillo y su entorno queden consolidados con la eliminación de los defectos constructivos o de peligro existentes en la realidad”, según ha apuntado el jefe del Departamento de Conservación del Patrimonio Histórico de la Delegación de Cultura, Francisco Riobóo. Del mismo modo ha especificado que se va a habilitar la torre del homenaje para que el turista “pueda empezar a hacer una visita, acceder a la torre e incluso a la terraza de la azotea donde hay unas vistas espectaculares”.

Por tanto, la recuperación completa del castillo implicaría más actuaciones que a juicio del arquitecto Pedro Peña deberían estar supeditadas por “un Plan Director para acometer las diferentes fases y actuar en muchos elementos del recinto para lo que también es necesario realizar un estudio arqueológico muy importante e ir poniendo en valor los restos monumentales”. Ante esta posibilidad, el consejero de Cultura ha asegurado que esa es la intención de la Junta de Andalucía, permitir la recuperación completa del castillo de Belalcázar recalcando el impacto turístico que puede tener para la localidad y la comarca de Los Pedroches.

El inicio de estas actuaciones viene a poner punto y final a un retraso que también ha provocado un mayor deterioro de la infraestructura y que ha recibido numerosas críticas ante anuncios que se han ido sucediendo en el tiempo sin su cumplimiento. El compromiso, de momento, está en un primer proyecto que necesita de futuras fases y acciones para poner en valor todo el conjunto de un castillo que sigue impresionando a pesar del estado en el que se encuentran muchos de sus elementos.