El villaduqueño Sebas Moyano, una de las grandes esperanzas de la cantera del Córdoba CF, puso rumbo a Valencia para jugar en el filial del conjunto ché en calidad de cedido. En el último día del mercado de fichajes, el club blanquiverde llegó a un acuerdo para la cesión del futbolista.

El joven atacante cordobés militará por tanto en el segundo equipo ché hasta el próximo 30 de junio, con la opción de continuar en la ciudad del Turia si se ejerce la opción de compra estipulada en el nuevo vínculo contractual del jugador.

En su estapa más fructífera en el club cordobesista, a sus 21 años, Sebas consiguió sumar seis partidos en liga y cuatro en Copa, de los que queda en la retina del cordobesismo el golazo que logró en Elche en aquel 1-4 en el Martínez Valero para pasar de ronda. Fue en el único que jugó los 90 minutos, pero posteriormente con Curro Torres jugó los citados partidos de liga, todos como titular. El extremo merece la suerte y si demuestra lo que lleva dentro no volverá a corto plazo al Córdoba.

El de Villanueva del Duque se ha despedido con un mensaje en su cuenta de Twitter: “Gracias a todos los cordobesistas y al Córdoba por todos estos años. Espero aprovechar la oportunidad que me da el Valencia y siempre seré un cordobesista más. No es un adiós, es un hasta luego”.